Caso Priscila Leguiza Lafuente: el imputado negó los cargos y acusó a la madre de la pequeña por el aberrante crimen

20/03/2019

El doctor Torrada interrogando a Verón Bisconti en la sede del TOC 5

El doctor Torrada interrogando a Verón Bisconti en la sede del TOC 5


  Por momentos la tensión cortaba el silencio que se generaba en la sala de juicio del Tribunal Oral Nº 5 sito en la calle Alem del centro quilmeño. “Yo quiero que se haga justicia, que se sepa lo que paso, yo me fui a dormir y al otro día escuché los gritos de Silvana que decían que Priscila estaba muerta, le hice RCP y su cuerpito estaba frío”; así de crudo fue el relato de Pablo Verón Bisconti, la pareja de la madre de Priscila Leguiza Lafuente, la nena de 7 años cuyo cuerpo lo arrojaron en un arroyo de Berazategui luego de incinerarlo.

 

  La jueza Mónica Rodríguez, a cargo de la presidencia del Tribunal Oral 5, preguntó a los defensores Ignacio Tranquillini como Santiago Romero al igual que a la fiscal Mariel Calviño como al particular damnificado, Julio Torrada si la producción de prueba se había agotado a lo que el doctor Tranquillini informó que el imputado Verón Bisconti quería declarar: “ella -en relación a Silvana Lafuente- tenía problemas de adicciones, pero yo la quería, por eso quise formar una familia con ella”.

 

Luego de declarar por más de una hora (fueron 65 minutos el relato), con relación a los hechos que se dieron una noche de enero de 2014 el encartado indicó que “me fui a dormir temprano con mi hijo y cuando me levanté por la mañana, al rato lo hizo Silvana y escuché que a los gritos decía que Priscila estaba muerta, le practiqué RCP, pero su cuerpito ya estaba frio”, señaló el exmiembro de la Policía previo a quebrarse.

 

  Más adelante a pregunta de las partes, dijo que se fue con sus hijos e inculpó a la madre, señaló que ella llamo a un sujeto para que la ayude a quemar el cuerpo: “cuando me enteré me causo indignación”, dijo en un relato que en todo momento fue desligando responsabilidad en los hechos y sindicando como máxima responsable a Silvana Lafuente. Más adelante agregó que “yo no quería ir a llevar el cuerpo al arroyo, pero ella nos presionó a todos para que vayamos y así lo hicimos. Yo le dije cuando me enteré las cosas, yo no te voy a entregar pero no te voy a ayudar”.

 

Encubrimiento

 

  El hombre, que se quebró varias veces, como tomando dimensión de las imputaciones en su contra puntualizó que luego de descartar el cuerpo de la pequeña “Silvana armó un plan de encubrimiento y yo la acompañé a la comisaría a hacer la denuncia de averiguación de paradero; porque no quería exponer a los chicos”, finalizó el imputado que puede ser condenado a prisión perpetua.

 

  Asimismo se refirió a situaciones hostiles en la familia de la imputada que motivaron que se mudara en varias oportunidades a distintas viviendas de la región.  Los jueces del Oral 5 pasaron a un cuarto intermedio hasta las próximas horas cuando siga adelante el proceso oral y público.