Desafectaron a los policías que participaron de la persecución que terminó en tragedia en San Miguel del Monte

23/05/2019

El ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo, a través de la Auditoría General de Asuntos Internos, desafectó a tres policías involucrados en el episodio

El ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo, a través de la Auditoría General de Asuntos Internos, desafectó a tres policías involucrados en el episodio


El ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo, a través de la Auditoría General de Asuntos Internos, desafectó a tres policías involucrados en el episodio que culminó con el trágico accidente en el que murieron cuatro jóvenes en la localidad de San Miguel del Monte.

 

“Si el accionar policial no fue el que corresponde queremos que a los efectivos les caiga todo el peso de la ley. No habrá protección de la Provincia si un policía no hizo lo que tenía que hacer", sostuvo el funcionario bonaerense.

 

Se trata del subcomisario Julio Franco Micucci, el capitán Rubén Alberto García y el oficial Leonardo Daniel Ecilape, quienes fueron apartados de sus cargos hasta tanto se culminen las pericias y la justicia resuelva sus responsabilidades en el hecho.

 

El accidente ocurrió durante la madrugada del lunes en la Colectora 9 de Julio a la altura del kilómetro 111 de la Ruta 3, que se desencadenó tras el llamado de un vecino al 911.

 

El vecino denunció la presencia de un auto sospechoso en el barrio Montemar, sobre la costanera, cercano a la laguna de la ciudad Monte. El vehículo era un Fiat Spazio en el que iban los cinco ocupantes, cuatro menores y uno de 24 años.

 

Las cámaras de seguridad del municipio confirmaron que hubo una persecución policial pero una imagen llamó a la polémica: se observa a un uniformado sacando parte de su cuerpo por la ventanilla delantera del acompañante.

 

Desde la fuerza indicaron que el policía apuntaba con una linterna a la patente del Fiat para saber el número y letras y dar el alerta a sus pares para detenerlo. Pero otra versión indica que los uniformados dispararon contra el vehículo.

 

Al acercarse un móvil a la zona, siempre según el relato de vecinos, este comenzó a seguirlos a baja velocidad y pocas cuadras después un segundo patrullero los encerró obligándolos a detener la marcha.

 

Allí un policía habría dado la voz de alto y bajado con su arma desenfundada, señalaron allegados a las víctimas, momento en que el 147 escapó a toda velocidad, dando paso a una persecución por las calles de la localidad bonaerense.

 

Todo terminó cuando el Fiat impactó al llegar a la Ruta 3 con el acoplado de un camión perteneciente a una empresa de Olavarría, que se encontraba detenido en la colectora, a la altura del kilómetro 111.

 

De los cinco ocupantes del Fiat, cuatro murieron y una menor de 14 años, se encuentra en grave estado internada en un hospital de la ciudad de La Plata. El auto en tanto quedó literalmente dividido en dos partes, que terminaron a 50 metros una de la otra.

 

"Hubo vecinos que escucharon disparos", aseguraron allegados a las familias de las víctimas.

 

Desde el ministerio de Seguridad, ante la versión de los vecinos y por pedido de la Fiscalía N°1 de Cañuelas fueron incautadas las armas de los uniformados para ser periciadas y estas fueron entregadas con sus cargadores completos. El auto, agregaron, no tenía ningún impacto de bala.

 

Tal fue la conmoción en la ciudad que la Intendenta, Sandra Mayol, decretó tres días de duelo en todo el ámbito local partir de las muertes.

 

El martes hubo una protesta y en medio del reclamo una mujer policía sufrió un traumatismo de cráneo.

 

 

 

Fuente: Infocielo